Project Description

Volver al resumen

Puertas con función de esclusa para personas y materiales: Para el transporte de materiales las puertas deben mantenerse abiertas más tiempo a pesar del cierrapuertas

DICTATOR cumple también con exigencias para puertas de esclusa inusuales

En cada empresa los procesos de producción son diferentes. Lo importante es que el sistema de control de puertas con función de esclusa que asegura el trabajo de manera higiénica en salas blancas pueda adaptarse a ellos.

En una empresa farmacéutica, una esclusa compuesta por dos puertas de dos hojas se utiliza para el paso de personas y de materiales. Para el paso de personas la esclusa funciona de forma normal. La primera puerta abre y la segunda puerta está cerrada hasta que la primera puerta esté cerrada de nuevo. Solo entonces puede abrirse la segunda puerta. Las puertas se cierran mediante un cierrapuertas aéreo. Esto asegura que al salir de la esclusa, la segunda puerta no quede abierta por descuido, bloqueando así la esclusa.

Sistema de control para puertas esclusa

La esclusa se compone de dos puertas de dos hojas, cada una equipada con un cierrapuertas aéreo para que siempre se cierren en cuanto alguien haya pasado por la puerta.

Puertas esclusa deben quedar abiertas para transporte de materiales

Al pasar con materiales, electroimanes mantienen las puertas en posición abierta. Una vez que haya pasado por ej. la carretilla elevadora, los electroimanes se desbloquean mediante un pulsador y la puerta se cierra por sí sola.

Pero al transportar materiales el cierre automático presentó un problema: la puerta no quedaba abierta suficiente tiempo para pasar por ej. con una carretilla elevadora. O bien se dañaban las puertas o bien otra persona tenía que mantenerlas abiertas. La solución DICTATOR: en la posición abierta instalaron electroimanes que se utilizan también en sistemas de bloqueo para puertas cortafuego. Como una de las hojas abiertas queda en medio de la sala, instalaron el electroimán en un soporte fijado en el techo. Ahora las puertas (una o ambas hojas) se abren a mano hasta que la contraplaca toca el electroimán. Entonces el electroimán mantiene la puerta abierta hasta que el vehículo haya pasado por la puerta. Mediante un pulsador de desbloqueo se interrumpe brevemente la alimentación de los electroimanes y las hojas de la puerta quedan libres y los cierrapuertas las cierran. Hasta este momento la segunda puerta está bloqueada por el sistema de control de esclusa y solo ahora la esclusa está libre para el usuario próximo.

Gracias a la gran gama de productos de DICTATOR fue fácil para el servicio técnico al cliente elaborar una solución simple y eficiente.

Al producto
Contacto
Interlock from the outside

Desde el exterior parece casi un sistema de esclusa normal. El único indicio de su función especial: en el cuadro de mandos, a la derecha, se encuentra un botón de mando con el que se pueden cerrar las puertas que normalmente están abiertas.